CÓDIGO ÉTICO PROFESIONAL DEL QUIROMASAJISTA:
El Quiromasajista profesional proporciona servicios con respeto por la dignidad humana y la individual del paciente sin restricciones por consideraciones sobre la situación social y económica, sobre los atributos personales o sobre la naturaleza de los problemas de salud.
El Quiromasajista profesional salvaguarda el derecho del paciente a la intimidad protegiendo juiciosamente la información de naturaleza confidencial.
El Quiromasajista profesional actúa siempre para salvaguardar al paciente y al público cuando la asistencia sanitaria y la seguridad están afectadas debido a una práctica incompetente, no ética o ilegal de cualquier persona.
El Quiromasajista profesional está permanentemente comprometido a participar en los esfuerzos profesionales de poner en práctica y mejorar los estándares de la profesión.
El Quiromasajista profesional participa en la realización de los esfuerzos que necesita el ejercicio de la profesión para establecer y mantener condiciones de empleo que conduzcan a unos ciudadanos de la salud del paciente de alta calidad.
El Quiromasajista profesional siempre asume íntegra y totalmente toda la responsabilidad personal y profesional de sus juicios, actuaciones e intervenciones profesionales propias.
El Quiromasajista profesional se obliga -sin excepción alguna- a ser competente en el ejercicio de su profesión.
El Quiromasajista profesional siempre ejerce un juicio informado y utiliza sus máximas competencias y cualificaciones individuales como criterios para consultar, aceptar responsabilidades y delegar actividades profesionales en otros especialistas.
El Quiromasajista profesional se obliga a participar en actividades que contribuyan y favorezcan siempre al desarrollo continuado del conjunto del conocimiento profesional.
El Quiromasajista profesional participa activamente en el esfuerzo de la profesión de proteger al público de una mala información y de una mala representación y de mantener la integridad de la profesión.
El Quiromasajista profesional colabora con los miembros de las profesiones sanitarias y con otros ciudadanos en la promoción de los esfuerzos comunitarios de cumplir con las necesidades sanitarias del público.
OBLIGACIONES ÉTICO-PROFESIONALES DEL QUIROMASAJISTA
CON LOS PACIENTES:
El Quiromasajista profesional está obligado a tratar a los pacientes con respeto por sus necesidades y valores individuales. Basándose en el respeto por los pacientes y en la consideración a sus derechos de controlar su propia asistencia, los cuidados del Quiromasaje profesional siempre deben reflejar respeto por el derecho de elección del paciente.
El Quiromasajista profesional está obligado a respetar la confidencialidad de toda la información relativa al paciente que haya en su ámbito de asistencia sanitaria y/o terapéutica; está obligado a guiarse siempre por la máxima consideración de la dignidad de los pacientes; está obligado a proporcionar asistencia competente a los pacientes; está obligado a representar la ética del Quiromasaje ante todos sus compañeros y frente a otros; está obligado a abogar siempre por los intereses del paciente.
En todos los marcos en que pueda incluirse el ejercicio de la profesión, como son la educación, la investigación, la práctica y ejercicio facultativo, el Quiromasajista profesional mantiene un compromiso de máximo nivel con el bienestar de los pacientes y tiene la obligación de actuar de forma que mantenga la confianza en el profesional del Quiromasaje y en el Quiromasaje mismo.
CON EL EQUIPO Y/O COLECTIVO SANITARIO:
La asistencia al paciente debe ser siempre el resultado de un esfuerzo cooperativo, que se alimenta de los múltiples conocimientos técnicos que abarca el Quiromasaje y de otras profesiones sanitarias. Al reconocer las limitaciones personales o profesionales, el Quiromasajista profesional reconoce la perspectiva y los conocimientos técnicos de los compañeros y profesionales de otras disciplinas.
El Quiromasajista profesional, como un miembro más del equipo de asistencia sanitaria disponible para todo paciente, está obligado a tomar todas las medidas que sean necesarias para asegurar que el paciente recibe una asistencia de calidad, competente y ética.
CON EL CONTEXTO SOCIAL DEL QUIROMASAJE:
Las condiciones de empleo deben contribuir a los cuidados de todos los pacientes y a la satisfacción profesional del personal profesional del Quiromasaje. Es por ello que, el Quiromasajista profesional, está obligado a trabajar para asegurar y mantener unas condiciones de empleo dignas que satisfagan estos objetivos.
RESPONSABILIDADES DE LA PROFESIÓN
Todas las organizaciones profesionales de quiromasaje reconocen la responsabilidad de clarificar, asegurar y mantener una conducta ética en el ejercicio de la profesión. El cumplimiento de estos deberes requiere que las organizaciones profesionales sean sensibles a los derechos, necesidades e intereses de los pacientes y del Quiromasajista profesional.
La responsabilidad fundamental del Quiromasaje y las Quiromasaje se divide en cuatro puntos: promocionar la salud, prevenir la enfermedad, restaurar la salud y aliviar el sufrimiento. La necesidad del Quiromasaje y las Quiromasaje es universal. Lo inherente en esta profesión es el respeto por la vida, la dignidad y los derechos del ser humano. No se encuentra restringida por consideraciones de nacionalidad, raza, creencias, color, sexo, política, credo o estado social.
El Quiromasaje y las Quiromasaje prestan servicios terapéuticos a las personas, a la familia y a la comunidad y coordina sus servicios con aquellos grupos relacionados.
EL QUIROMASAJISTA PROFESIONAL Y LAS PERSONAS
La responsabilidad principal del Quiromasajista profesional es ante todas aquellas personas que precisan de los cuidados que el Quiromasaje y las Quiromasaje pueden facilitar.
El Quiromasajista profesional, al proporcionar cuidados, siempre debe cear un entorno en el que se respeten los valores, las costumbres y las creencias espirituales de cada persona.
El Quiromasajista profesional mantiene la máxima confidencialidad de la información personal de sus pacientes y siempre utiliza su mejor juicio ético-profesional a la hora de revelar esta información.
EL QUIROMASAJISTA PROFESIONAL Y LA PRÁCTICA
El Quiromasajista profesional siempre es personalmente responsable de la práctica que realice del Quiromasaje y las Quiromasaje, así como de mantener su competencia por medio de un aprendizaje continuo.
Mantiene los entándares más altos posibles de cuidados terapéuticos en el marco de la realidad de una situación específica.
El Quiromasajista profesional utiliza siempre el mejor juicio ético-profesional en relación a la competencia de los individuos cuando acepta y delega responsabilidades. El Quiromasajista cuando actúa en su capacidad profesional debe mantener siempre patrones de conducta personal que hagan honor a su profesión.
EL QUIROMASAJISTA PROFESIONAL Y LA SOCIEDAD
El Quiromasajista profesional comparte con otros ciudadanos la responsabilidad de emprender y apoyar una acción para cumplor y hacer cumplir las necesidades sanitarias y sociales del público.
EL QUIROMASAJISTA PROFESIONAL Y SUS COMPAÑEROS
El Quiromasajista profesional mantiene una relación de total cooperación con sus compañeros de trabajo tanto del Quiromasaje y las Quiromasaje como de cualquier otro campo. Lleva a cabo la acción apropiada para salvaguardar al individuo cuando su asistencia peligra por culpa de otro compañero de trabajo o por cualquier otra persona.
EL QUIROMASAJISTA PROFESIONAL Y LA PROFESIÓN
El Quiromasajista profesional desempeña un importante papel en determinar y poner en práctica los entándares deseables de la práctica profesional del Quiromasaje y las Quiromasaje y de la educación.
El Quiromasajista profesional es un ser activo en el desarrollo de un conjunto de conocimiento profesionales.
 
 
 
 
 
© Escuela Superior de Quiromasaje & Instituto Integral 2014. Todos los derechos reservados design by www.md-design.es